JORDANIA

RETO PELAYO VIDA 2022

Octubre 2022

 

Cinco mujeres que han padecido cáncer viven la aventura del desierto y en la mítica Petra en su estado más puro en esta octava edición del Reto Pelayo Vida: recorren más de 255 kilómetros en MTB, deberán realizar un rápel en el vertiginoso Carrot Canyon (970 m.) junto al Mar Muerto, atravesar las grandes dunas en el desierto del Wadi Rum, escalar el Jebel Khazali (1754 m.) y bucear en las trasparentes aguas del Mar Rojo, desde el histórico puerto de Aqaba, escenario de las grandes batallas lideradas por Lawrence de Arabia. Una prueba de resistencia para cinco mujeres que demostraron que sí era posible superar una enfermedad como el cáncer y que sí será posible superar esta dura prueba en un paraje espectacular, entre castillos cruzados, la ciudad oculta de los Nabateos, y en las rutas de las grandes caravanas.

 

 

El cómo

La tierra que llegó a ser Jordania, escenario de esta octava edición, forma parte de la ricamente histórica región ‘Creciente Fértil’. Su historia comenzó alrededor de 2000 A.C., cuando los amoritas semíticos se establecieron alrededor del río Jordán en el área llamada Canaán. Subsiguientes invasores y colonos incluyeron a los hititas, egipcios, nabateos, asirios, babilonios, persas, griegos, israelitas, romanos, árabes musulmanes, cruzados cristianos, mamelucos y a los turcos otomanos, que dieron a esta región una gran herencia cultural.

En el siglo VII, la actual Jordania sería conquistada por el califa Omar, pero en el año 1100, durante la Primera Cruzada, el rey Balduino I de Jerusalén, realizaría diversas incursiones en la llamada Transjordania (más allá del Jordán, con el objetivo de controlar las caravanas de camellos que cruzaban los territorios de la actual Jordania. Durante las cruzadas, los francos  se hicieron con el control de toda la región. Transjordania se convirtió entonces en el ‘señorío de Jerusalén’, vasallo del Reino de Jerusalén, que duró hasta 1189, año en el que el gran Saladino ocupó toda Transjordania, y se mantuvo bajo el gobierno de la dinastía ayubí  hasta que en 1259 pasó a manos de los mamelucos  y, en 1517, a manos otomanas.

Durante la Primer Guerra Mundial, Gran Bretaña se aprovechó del nacionalismo árabe, y después de prometer la creación de un estado árabe independiente que abarcaría Arabia, Siria, Líbano, Palestina, Jordania e Irak, promovió la llamada ‘Rebelión Árabe’. Entre los oficiales británicos que se destacarían en esta rebelión estaría el famoso Lawrence de Arabia. Hoy los escenarios de todas estas históricas batallas serán los mismo escenarios de esta octava edición del Reto Pelayo Vida.

Jordania es hoy un país árabe a orillas orientales del río Jordán, que se caracteriza por sus antiguos monumentos, reservas naturales y balnearios en la costa. Alberga el conocido sitio arqueológico de Petra, la capital nabatea que data de alrededor del año 300 a. C. Petra recibe el apodo de la "Ciudad rosa" porque se ubica en un valle con tumbas, templos y monumentos esculpidos en los acantilados de arenisca rosa circundantes.

El Reto Pelayo Vida Jordania contra el cáncer, en su octava edición, tiene como fin divulgar los beneficios de realizar ejercicio físico durante y después del tratamiento de cáncer pedaleando, escalando y buceando en uno de los más grandes cruces culturales de toda la Tierra.

El por qué

Jordania, fue el destino elegido para la sexta edición del Reto Pelayo Vida 2020, pero debido a la crisis mundial provocada por la pandemia de la COVID-19, las dos siguientes ediciones, Vuelta España 2020 y 66 Norte 2021, tuvieron que desarrollarse en aguas atlánticas para mantener aisladas a nuestras cinco tripulantes. En las últimas 7 ediciones se han presentado más de 1.500 mujeres supervivientes de cáncer que se han presentado a las pruebas de selección de la Kilimanjaro’2015, Trasatlántica’2016, Polar’2017, Annapurna Bike’2018, Andes’2019, Vuelta España’2020 y 66 Norte’2021.

Cinco mujeres que han padecido cáncer deberán recorrer 255 kilómetros en bicicleta de montaña, bajar en rápel un cañón junto al mar Muerto de casi mil metros, atravesar las grandes dunas del desierto, pedalear por los estrechos cañones de Petra, escalar el punto más alto del Wadi Rum o bucear en las cristalinas aguas del mar Rojo.

Nuestras 5 expedicionarias tendrán que enfrentarse, a nuevas experiencias y retos con gran exigencia. Esta expedición está creada para que las participantes formen parte de un equipo y como tal, tendrán que asumir la dureza del recorrido, durmiendo pocas horas, comiendo en haimas de beduinos, no siempre encontrarán una ducha a su disposición y manteniendo siempre el espíritu del reto durante las casi dos semanas de duración.

Además Jordania ha comenzado una campaña de ‘Turismo Sostenible’ cuyas principales líneas son, “Pasear sin destruir, visitar sin dejar una huella negativa, conocer sin ensuciar, descubrir sin destrozar, consumir sin contaminar, ofrecer servicios que respeten el medio ambiente, todo eso y más es parte del turismo sostenible”, algo que llevan a rajatabla las expediciones del Reto Pelayo Vida en todas sus ediciones

Luis Pablo García Coronado

Director de la expedición

Fisioterapeuta de profesión con 22 años de ejercicio en el Hospital La Paz de Madrid, Carlos III y Cantoblanco. Gestor de instalaciones deportivas y de eventos desde el año 2012. Toda una vida ligada al deporte y a los retos deportivos, con 7 Ironman, más de 20 Half Ironman, 7 maratones con MMP (mejor marca personal) 2:38, una de las 15 personas en el Mundo en haber completado un Ultraman Non Stop en 36 horas (10km swim, 420 bike, 84 run), y la más reciente Finisher en Kilometrocero, Madrid-Finisterre en bici en autosuficiencia en 100 horas. Siempre ligado al deporte, trabajando la meditación como herramienta de coaching para ayudar a otros deportistas a conseguir retos personales y deportivos. “Para mí es un honor haber sido elegido como director del Reto Pelayo Vida por formar parte del proceso de transformación VITAL que van a experimentar las 5 participantes supervivientes de cáncer y que consigan ir a Jordania, y poder aportar toda mi experiencia y conocimiento para superar cualquier dificultad que nos encontremos” afirma Luis Pablo García Coronado. Luis Pablo fue también subdirector del Reto Pelayo Vida Annapurna Bike 2017.